Miércoles 16.abr.2014

Elementos y significado del altar de muertos

Todos los chontales presentan un altar debido a sus tradiciones, ellos nos cuentan lo que quieren decir con todas las ofrendas que se ponen en ellos

Lunes 02 de Noviembre de 2009

 José Córdova García

Elementos y significado del altar de muertos -

Elementos y significado del altar de muertos

EL ARCO:
Realizado con carrizo de cañas, ramas de limonada o palma, hojas y tronco de plátano, flores de cempasúchil o flor de muerto, flores de papel crepé, banderitas de papel picado y donde cuelgan frutas y figuras de azúcar y cuya representación o significado es que el Señor (Dios) está con ellos.

FLOR DE CEMPASÚCHIL
Es la flor de muertos de los aztecas, fue lo que el dios Huitzilopochtli les concedió como una forma de señalar las tumbas de los difuntos; esta flor es amarilla o anaranjada como el sol. Zempoal-xóchitl significa veinte flores o flores de una sola cuenta y simbolizan la dualidad entre la vida y la muerte. En el altar pueden ir otras flores naturales o artificiales.

SÁBANA O MANTEL BLANCO
Representa la pureza. El mantel o frontal se adorna con pensamientos o epitafio
VELADORAS Y VELAS DE
CERA PURA ENCENDIDAS
Es junto con la flor de cempasúchil uno de los elementos principales, representa la religión católica y es el símbolo de la luz que expresa a Cristo caminando al cielo y la tierra; se colocan a los lados del camino de flores para ir guiando a cada una de las almas a su respectivo altar, ya que alumbran el camino de los difuntos a su llegada a las tinieblas. También se cree que la luz aleja todo mal que se interponga en el camino de las almas.
Otro significado de las veladoras es que representen un lugar en la mesa para cada difunto, se coloca además una vela extra para el ánima sola (espíritu) que vaga sola o sea los que no tienen familia. Las velas y veladoras de ser posible deben de ser de colores: las blancas para las vírgenes, las azules para los jóvenes, las verdes para los niños y las negras para los casados y adultos.

IMÁGENES DE SANTOS
A los que fue devoto el finado o a quienes se les encomienda el descanso de su alma, se coloca al centro del altar, son dos imágenes que no pueden faltar: el Cristo de la Trinidad y la Virgen de Guadalupe. Un camino de pétalos de flor de cempasúchil y piedras blancas
Se coloca desde la puerta de la entrada hasta el altar como guía y aroma para que los muertos se acerquen al altar y recibir las ofrendas que ahí se les ponen. Servilletas y manteles de papel china picado
Se utiliza blanco para los niños y para los adultos negro, morado o de otro color de preferencia con la imagen de la muerte en situaciones diversas cantando, comiendo, vestida de gala, vestida de novia... Pueden ser otras figuras: plátanos, flores. El color que debe predominar es el morado porque significa luto.

CALAVERITAS
Pequeñas estrofas en rima que aluden a la forma de ser del muerto o que cuentan alguna anécdota de su vida. También se componen calaveritas a diversos personajes que están con vida a manera de burla.

OFRENDAS
Alimentos, significan las necesidades de los difuntos de fortalecerse para caminar en el más allá, hacia el lugar que habitan los dioses, los alimentos se colocan sobre una mesa en el centro de la casa en trastes o chiquihuites nuevos de preferencia. La comida debe ser la que le gustaba al desaparecido y tiene que ser muy aromática porque los difuntos se alimentan principalmente del aroma.
Entre los alimentos que no deben de faltar en un altar podemos mencionar: frutas diversas (naranja, lima, mandarina, manzana, caña), verduras (chayote, elote), dulces tradicionales (calabaza, camote, calabaza en tacha, arroz con leche), platillos diversos (mole, asado, tamales, arroz, frijoles, tortillas, gorditas de maíz, atole, pan de muerto, champurrado, chocolate, café, aguas frescas, puros, cigarros, aguardiente).

LA COLOCACIÓN DE
LAS OFRENDAS
Con varios días de anticipación las familias se preparan para colocar la ofrenda. La ofrenda origina un intenso comercio de productos. Las ofrendas se colocan en los altares familiares o en mesas de uso cotidiano, las cuales se cubren con fina mantelería, papel de china picado, hojas de plátano o pétalos de hule según la costumbre de cada región. Sobre los manteles se ponen los diversos objetos de la ofrenda: flores diversas con sus respectivos floreros que pueden ser: cempasúchil, moco de pavo, mano de león terciopelo, flor de obispo, flor de todos los santos, nube, gladiola, margarita o nardo, candelabros de loza negra, para los adultos o de colores para los niños, con sus respectivas ceras, una para cada difunto; sahumerios con copal o incienso, hechos especiales para esta ocasión. Se ofrecen todos los alimentos que hayan sido del gusto de los difuntos, colocados en trastes o en chiquihuites.

¡Envia tu comentario!
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado.