Jueves 31.jul.2014

¿Por qué suceden los temblores?

Los terremotos han azotado a la humanidad desde tiempos inmemoriales por lo que resulta necesario saber exactamente sobre qué material se ha desarrollado la civilización

Jueves 12 de Abril de 2012

 Agencias

¿Por qué suceden los temblores? -

¿Por qué suceden los temblores?

Para poder entender estos fenómenos es necesario ir al momento en que la Tierra se formó, la teoría más aceptada es que hace 4.600 millones de años los restos de la explosión de varias supernovas comenzaron a girar vertiginosamente dando origen al sol y a los planetas del sistema solar.

En esos tiempos, el espacio que comprenden las órbitas de Mercurio y Marte se encontraba sobre poblado por cuerpos celestes llamados protoplanetas, cuyas órbitas eran bastante irregulares y continuamente chocaban entre sí. Por efecto de las fuerzas gravitacionales algunos protoplanetas comenzaron a atraer más cuerpos celestes, con los cuales se fusionaban después de numerosos choques.

Se cree que la Tierra, originalmente un protoplaneta, alcanzó su tamaño actual después de numerosos impactos con asteroides y protoplanetas que le permitieron crecer más que al resto de los planetas interiores y le otorgaron la fuerza de gravedad con la que cuenta actualmente.

Sin embargo, la Tierra en esos años era una enorme bola de fuego que se encendía aún más cada vez que absorbía cuerpos celestes más pequeños. En el momento de una colisión entre cuerpos celestes, la energía del movimiento (también conocida como energía cinética) se transforma en calor.

Interior de la Tierra

La Tierra está compuesta por un núcleo sólido de hierro y níquel. Es el corazón del planeta que se encuentra a muy altas temperaturas y que crea un campo electromagnético que permite rechazar buena parte de las mortales radiaciones solares. Sin embargo, lo interesante del planeta es el manto, formado de roca incandescente mejor conocido como magma, su masa representa la mayor parte del mismo. En continua incandescencia, el magma arde debido a la materia original de la que fue creado el planeta, es decir los restos de una supernova y también debido a la cantidad de calor que se ha acumulado debido a los choques con otros cuerpos celestes.
Planeta de fuego
En pocas palabras, hubo un momento de la vida de la Tierra en la que el planeta era un enorme balón hirviendo, sin embargo, con el paso de los milenios la capa más exterior del planeta comenzó a solidificarse como consecuencia de un relativo enfriamiento que también permitió la formación del agua, que en esos entonces cubría la mayor parte de la corteza del planeta debido a que aún no emergían grandes continentes.

Es posible imaginar a la Tierra como un melón partido, la corteza, que es donde se encuentran todos los continentes y el lecho marino sería la cáscara del melón, mientras que el magma sería la parte naranja de la misma fruta. Sin embargo, a diferencia del interior de un melón, que es dulce y apacible, el interior de la Tierra es el mismo infierno. Sin despojarse de su violencia, el hecho que exista una corteza terrestre tan fina como una cáscara de melón (a manera de comparación) no le impide que el gran calor acumulado salga a la parte más exterior del planeta.

Placas tectónicas
El magma fracturó la gran corteza en grandes placas tectónicas que flotan sobre él, a la deriva por poseer una menor densidad que la roca fundida del interior. Se cree que existen poco más de 10 placas tectónicas que se encuentran en continuo movimiento, lo que provoca que en algunos casos choquen violentamente entre sí, que se rocen o que se atoren, generando energía que retumbará en toda el área cercana al movimiento de las placas.

De ese movimiento de placas tectónicas se han formado las grandes cordilleras y los grandes abismos, ya que hay lugares donde las placas se unen y otros lugares donde las placas se separan, de la misma forma hay lugares donde las placas se abren paso por debajo de otras, como la placa de nazca y la placa sudamericana, cuyo desplazamiento provocó el gran terremoto de Chile, donde la placa de nazca se mete por debajo de la sudamericana permitiéndole volver al manto de la tierra fundiéndose nuevamente a ritmos que alcanzan hasta los 4 centímetros anuales.

Y si bien en algunos casos el movimiento de la corteza se detiene por haber encontrado una formación rocosa exageradamente dura, en el momento en que la deriva continental quiebra esa formación, se produce un terremoto, evento que ha sucedido infinidad de veces en la historia del planeta y que seguirá sucediendo mientras el magma se mantenga encendido en el interior.

De esta forma, los terremotos que han apaleado a la humanidad durante el inicio de este periodo tan corto de tiempo llamado 2010 no son otra cosa que la consecuencia del movimiento de un gran rompecabezas, ya que si existe vida en la Tierra, eso es gracias al magma incandescente que provocó que las tierras emergieran sobre las aguas y que la temperatura del planeta sea la adecuada. Sin embargo, en realidad todo esto no es más que magma solidificado que puede volver a fundirse con nosotros sobre él.

lga

¡Envia tu comentario!
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado.